VDLT Castilla

VDLT Castilla

Los primeros vestigios de viticultura en España datan de 1.100ac, introducida por los fenicios. Se generalizó y se extendió por la península gracias a los romanos, en el 200 a. C. Desde entonces ha sido una parte importante de la cultura local en La Mancha. No fue hasta los años 1940, con la aparición de numerosas bodegas, que la viticultura se convirtió en una de las actividades más importantes de la región. Desde entonces ha sido una parte esencial de la economía local en muchos municipios. Hoy, la gran mayoría de las viñas están plantadas con Airén blanco y la cepa local de Tempranillo, también conocida como Cencibel. Una parte importante del Airén blanco se vinifica como vino base para la producción de brandy español. Otras variedades principales incluyen Macabeo, Verdejo, Garnacha, Bobal, así como algunas variedades internacionales. Alrededor del 50% de todas las plantaciones son de secano, en copa, con excepcionalmente bajos.

Características del terreno

Situado en la parte sur de la meseta española, abarca todos los municipios de Castilla La Mancha. Las viñas representan casi la mitad del total de los viñedos de España, más de 400.000has, por lo tanto, es la región vinícola más grande del mundo. Las vides se plantan en llanuras y pendientes suaves entre 500 y 750 metros sobre el nivel del mar. Los suelos varían enormemente, pero generalmente las vides se plantan en el suelo más pobre con baja capacidad de retención de agua, donde otros cultivos no pueden crecer. Esto genera rendimientos bajos con concentración de aromas y saberos en la uva.

Clima

El clima es Continental extremo, con veranos largos y calurosos, con temperaturas que llegan a alcanzar los 45ºC, e inviernos fríos, con temperaturas muy bajas, llegando hasta los -15ºC. La temperatura varía mucho del día a la noche, con noches frescas que ayudan a fijar el color y el aroma, así como a retener la acidez natural en las uvas. Con solo 300-400 mm de precipitación anual (en invierno), la sequía acecha todos los años,  lo que significa que hay que cuidar que la densidad de las vides sea baja, para asegurar que haya agua suficiente para que las vides sobrevivan.